Cuando el divorcio no hace parte de sus planes – Final

Nildi Mendes

Y así en mi adolescencia empecé a buscar por cosas y personas que pudiera llenar el vácio que la ausencia de mis papás dejaran.

Y una de las alternativas que más me llamaba la atención era el suicidio, pues pensaba si no tengo como cambiar mi vida voy a poner un fin, así por lo menos tendré paz. Todas mi tentativas fracasaron, solo que en esto me quede dependiente de pastillas.

La depresión me consumía al tal punto de que ya no me iba bien en la escuela, y todos menos mi familia percibieron  que algo iba muy mal conmigo.

Con mi gran carencia emocional, cualquier novio si tornaba en centro de mi vida fácilmente y  el término significaba  el fin de mi vida también.

Al fin me di cuenta que las fiestas, los amigos nada era suficiente para resolver mi dolor en alma, en esta época ya estaba adicta a las pastillas y ya no tenía más ganas de vivir.Para mi ya era el fin…

Pero en esta oscura fase de mi vida algo que no esperaba vino a suceder.

Al final del semestre, fui pasar las vacaciones con mi abuela, y un día ella me dijo para que acompañase mi mamá en su Iglesia, como quería mucho a mi abuela la escuche y fue lo mejor que podría me pasar.

Lo primero que me pasó fue que las ganas de vivir regresaran, la depresión, la tristeza, el dolor en el alma todo si fue en el primer día que puse mis pies en la Universal.

Semanas  más tarde comprendí que mis papas merecían mi perdón que ellos no hicieran por mal, que en el fondo ellos siempre me amaran.

Entonces empiece   una nueva fase en mi vida, empecé a invertir en tener un relacionamiento con ellos, aquel relacionamiento que siempre había soñado ahora si tornaba posible.

Fue un proceso difícil;  al principio solo yo cambie más a largo plazo ellos también cambiaron y hoy tengo y doy el amor que debe existir entre padres y hijos.

Las decisiones de nuestros padres pueden hasta por un tiempo influenciar nuestra vida, más todos tenemos la oportunidad de decir cuando esta influencia termina.

Por muchos años el divorcio  de mis papas me afectaran , pero yo descubrí que Dios me dio la oportunidad de escribir mi propia historia y esto que le invito a hacer, si su usted  sufre por el divorcio de sus papás, o quizás por el abandono de ellos, cepa que usted tiene esta oportunidad también de escribir su propia historia, no podemos cambiar cómo ella empezó pero  con seguridad podemos decidir cómo terminará.

Besos y hasta pronto !

 

 

Anuncios

Etiquetado:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: